Buscas algun articulo o informacion? usa nuestro buscador
Síguenos también en:



Facebook


Autor Tema: Recordando el 01 de febrero de 2010  (Leído 5367 veces)

Conectado fran40

  • Moderador del foro.
  • Tornado F3
  • *****
  • Mensajes: 6.821
Recordando el 01 de febrero de 2010
« en: Enero 31, 2017, 22:41:04 pm »
















Conectado fran40

  • Moderador del foro.
  • Tornado F3
  • *****
  • Mensajes: 6.821
Re:Recordando el 01 de febrero de 2010
« Respuesta #1 en: Enero 31, 2017, 22:44:31 pm »
Efemérides AEMET


Conectado fran40

  • Moderador del foro.
  • Tornado F3
  • *****
  • Mensajes: 6.821
Re:Recordando el 01 de febrero de 2010
« Respuesta #2 en: Enero 31, 2017, 22:46:28 pm »






« Última modificación: Enero 31, 2017, 22:51:27 pm por fran40 »

Conectado fran40

  • Moderador del foro.
  • Tornado F3
  • *****
  • Mensajes: 6.821
Re:Recordando el 01 de febrero de 2010
« Respuesta #3 en: Enero 31, 2017, 22:51:44 pm »

Conectado fran40

  • Moderador del foro.
  • Tornado F3
  • *****
  • Mensajes: 6.821
Re:Recordando el 01 de febrero de 2010
« Respuesta #4 en: Enero 31, 2017, 22:54:24 pm »


Conectado fran40

  • Moderador del foro.
  • Tornado F3
  • *****
  • Mensajes: 6.821
Re:Recordando el 01 de febrero de 2010
« Respuesta #5 en: Febrero 01, 2017, 03:31:59 am »







Conectado fran40

  • Moderador del foro.
  • Tornado F3
  • *****
  • Mensajes: 6.821
Re:Recordando el 01 de febrero de 2010
« Respuesta #6 en: Febrero 01, 2017, 03:34:17 am »
http://www.laopinion.es/sociedad/2010/02/08/vez-llovio/270356.html

Otra vez llovió como nunca
 

MIGUEL ÁNGEL AUTERO | SANTA CRUZ DE TENERIFE El temporal, la borrasca atlántica de lluvia y viento, que se ha vuelto a cruzar por estas Islas Afortunadas nos ha dejado de nuevo impactantes imágenes de lo que es capaz de hacer la naturaleza en estas Islas. A pesar de que este tipo de fenómenos no se dan con excesiva frecuencia en Canarias, cuando lo hacen siempre dejan importantes daños materiales y, a veces víctimas, aunque esta vez no hubo que lamentar víctimas humanas.

El mes de febrero comenzó con lluvias en Canarias. Desde el sábado 30 de enero, las autoridades de la isla de La Palma habían decidido ya desalojar a algunos vecinos del barrio de La Bombilla, en Fuencaliente. Las noticias de que una borrasca atlántica se cernía sobre Canarias con elevadas probabilidades de que descargara lluvias –que podrían dejar hasta 100 litros por metro cuadrado, que se convirtieron en 270 litros en algunas zonas– acompañadas de viento intenso –se estimó también por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) que soplarían con una fuerza de 70 kilómetros hora, pero se registraron más de 90 kilómetros– cuando aún se tenían muy frescos los recuerdos de las lluvias caídas el mes de diciembre anterior, hizo que la maquinaria de los dispositivos de emergencia se movilizara en esa Isla.

Mientras, en el resto de islas se preparaban también para la llegada de las tormentas previstas horas después de que el frente nuboso hubiera alcanzado ya a la Isla Bonita. Todas las Islas de la provincia occidental, y Gran Canaria en la oriental, recibieron agua pero fue la de Tenerife la que resultó más perjudicada por las incidencias de su fuerza. La zona metropolitana fue la que, una vez más, se vio abocada a la emergencia por la cantidad de litros que por metro cuadrado cayeron en apenas unas horas.

El temporal no quiso olvidarse tampoco de las islas de Fuerteventura y Lanzarote por lo que llegó allí en forma de fuertes vientos y encrespadas olas que llegaban con violencia a costa. De hecho, varios barcos de carga no pudieron atracar en el puerto lanzaroteño de Los Mármoles y un ferry con pasajeros tuvo que ser desviado a Fuerteventura.

La lluvia más fuerte

Cuando se da este tipo de fenómenos hay algo que al menos sí queda despejado, y es que nuestra memoria es selectiva para sucesos traumáticos. Así parece que se demuestra si leemos la prensa o crónicas que existe sobre las trombas de agua caídas en las Islas. Así, y en referencia a algunas de las lluvias más fuertes que Santa Cruz de Tenerife ha vivido, nos encontramos con citas como "se trata de la tromba de agua más fuerte en lo que va de siglo", 10 de noviembre de 1950; "los más viejos del lugar no recuerdan una cosa semejante", 19 de diciembre de 1953; "anoche muchos habitantes de esta ciudad creyeron en un nuevo diluvio", 24 de enero de 1979; "una gota de agua más hace que la ciudad quede inservible", 9 de febrero de 1973; "lluvias y piedras por las calles", 7 de enero de 1978; "a partir de las 8 de la tarde la lluvia fue torrencial en Santa Cruz convirtiendo las calles en verdaderas riadas", 13 de diciembre de 1968. Pero es que en siglos pasados también hay referencias similares como "hubo fuertes lluvias seguidas de un aluvión que puso en peligro la vida de los vecinos", el 6 de diciembre de 1853 o el caso que se produjo el 12 de diciembre de 1859 en el que "volvió a llover desaforadamente y hubo que abrir los techos de las casas para salvar a los ocupantes".

En esta ocasión, y pasado el temporal la Aemet ha explicado que el temporal que afectó a Canarias "no ha sido una tormenta tropical, sino una borrasca muy activa", con aire inestable cálido que genera tormentas importantes dentro de ella y que son las que generan lluvias "tan intensas y vientos localizados".

Ahora, con datos exactos de pluviometría, se sabe que en la zona de Jardina (La Laguna) cayeron 270 litros por metro cuadrado o en el municipio de Candelaria en el que las precipitaciones alcanzaron los 204 litros por metro cuadrado; Santa Cruz, con sus pendientes, con nueve de sus once barrancos que la recorren sepultados por el asfalto de las calles y las construcciones, fue de nuevo el escenario de las grandes avenidas de agua chocolateada con un cielo que no parecía despejarse. El pasado lunes día de febrero, la capital recogió unos 200 litros por metro cuadrado producto de una tormenta que alcanzó su mayor virulencia pasadas las cinco de aquella tarde.

Ríos sobre el asfalto

Ese lunes se produjeron tres descargas de lluvia sobre la zona metropolitana de Tenerife. A las cinco de la tarde, y en apenas unos minutos las principales calles de la ciudad de Santa Cruz quedaron ocultas por las riadas de agua y lodo que arrastraban con todo lo que encontraban a su paso: coches, contenedores de basura, mesas y sillas aún sin recoger de los negocios de hostelería del centro de la capital, ramas de árboles, zonas ajardinadas que habían desaparecido ya al bajar el agua. En media hora la gente que caminaba –realmente corría– apenas encontraba refugio para guarecerse en sitio seguro; el tranvía dejaba de funcionar después del descarrilamiento de uno de los vehículos y de que se registraran varios destrozos por derrumbes en algunos tramos de las vías. Aunque estos accidentes relacionados con la tromba de agua no se hubieran producido, lo cierto es que sobre las cinco y veinte de la tarde, el agua corría y corría y pasaba a más de medio metro por encima de las vías que discurren por el centro de Santa Cruz.

Mientras, las llamadas a los servicios de emergencias comenzaban a sucederse; mucha gente veía angustiada cómo el agua y el barro entraban en sus casas. El 1-1-2, Protección Civil, Policías Locales, Guardia Civil, Bomberos, Cruz Roja y la Unidad Militar de Emergencias (UME), todos activados horas antes, salían hacia las zonas de la Isla en las que con más fuerza llovía y se estaban produciendo los mayores destrozos.

Pero ese día ya amaneció lloviendo. Las lluvias y el fuerte oleaje afectaron a 12 carreteras en Tenerife, ocho en El Hierro, siete en La Palma y una en La Gomera. La Consejería de Educación, Cultura, Deportes y Universidades del Gobierno de Canarias anunciaba por la noche la cancelación de las actividades lectivas en los centros educativos de todo el Archipiélago y se declaró el Nivel II de emergencia del Plan Especial de Fenómenos Meteorológicos Adversos. Los aeropuertos de La Palma y de El Hierro registraron retrasos hasta en una docena de vuelos como consecuencia del temporal, según informaba AENA. Alrededor de las 19 horas del martes, ambos aeropuertos, junto con el de la capita tinerfeña y el de la Gomera recuperaron la normalidad.

Al día siguiente la situación se despejaba y en la tarde de ese martes día 2 de febrero, la Consejería de Presidencia, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias daba por finalizada la situación de emergencia de Nivel II y se empezaba a hacer balance con la feliz noticia de que sólo se habían producido daños materiales; ninguna persona en toda Canarias había resultado herida como consecuencia del temporal.

Tras darse por concluida la alerta tocaba el turno de reconocer los lugares más afectados por el temporal para cuantificar los daños y valorar las pérdidas. Así, el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, cifró los daños en más de 11 millones de euros.

Nunca a gusto de todos

El refranero dice que nunca llueve a gusto de todos y, en esta ocasión, ha vuelto a demostrar que incluye sentencias, cuando menos acertadas. Durante la tormenta cayeron más de mil rayos en el Archipiélago, se anegaron viviendas, garajes, locales comerciales, colegios en los que hubo de suspenderse las clases en todos los colegios y, al reanudarse las mismas no se pudo volver a la normalidad en, al menos, ocho centros de Tenerife ya que los destrozos y las labores de limpieza lo impidieron.

Sin embargo, otros una vez que pasó el chaparrón mayúsculo, no ocultaban su alegría al comprobar que las presas estaban prácticamente al cien por cien de su capacidad. Así ha ocurrido en islas como La Gomera o Gran Canaria, donde las gentes del campo tendrán agua asegurada para el riego por lo menos durante los próximos tres años.

Pero el temporal dejó secuelas, además del miedo de muchos habitantes de las zonas en las que las escorrentías no respetaron ninguna propiedad.

Más de 25.000 clientes de Unelco se quedaron sin luz, se interrumpió el suministro de agua en algunas zonas y sólo en santa Cruz hubo de distribuirse más de 7.000 litros para los vecinos que en los caseríos de Anaga habían quedado atrapadas; en Tenerife se procedió al desalojo de 41 personas; 20 en El Rosario (Tabaiba baja) y 21 en Santa Cruz de Tenerife. El barranco de Tahodio, con la carretera destruida y 160 vecinos que han tenido que aprovisionarse a pie; cerca de doscientos vecinos de los caseríos de Anaga siguen incomunicados por tierra y han recibido alimentos y miles de litros de agua que llegaban en helicóptero.

En La Palma, la tormenta sorprendió a los vecinos de los núcleo costeros de La Bombilla y El Remo durante la madrugada del día 1, obligando a los servicios de emergencia de Cruz Roja a evacuar a más de una veintena de personas. Fueron 27 vecinos en el primer núcleo y cuatro, en el segundo. Por su parte, el mar se llevó más de una decena de vehículos y anegó casas y restaurantes enclavados en la zona costera.

Con este temporal hemos vuelto a escuchar y ver decenas de historias, de vivencias de personas que han perdido parte de sus enseres o sus casas han resultado afectadas del todo.

Así, la Cruz Roja en Tenerife tuvo que activar el Equipo de Respuesta Inmediata en situaciones de Emergencia (ERIE) por un caso en el que una familia perdió todos sus enseres y objetos personales. Los efectivos del equipo especializado de emergencias atendieron a una mujer, a su marido y a sus dos hijos: una niña de 10 años y un niño de 5, ambos visiblemente afectados por lo sucedido. El equipo de emergencias asistió al relato de lo sucedido y hubo de atender al cabeza de familia que manifestaba sentimientos de culpa, mientras que el resto de los miembros de la unidad familiar expresaban indefensión y bloqueo, según han comentado fuentes de los servicios de emergencias.

Casos como éste se han repetido en algunas zonas de Anaga, Tahodio o Tabaiba, destrozos en viviendas de La Cuesta y de Ofra. Daños en carreteras, en el litoral, en el mobiliario urbano, en vehículos, en negocios...

Por ello, el Estado y el Gobierno de Canarias pondrán en marcha ayudas económicas para reparar los daños. En este sentido, el Consejo de Gobierno de Canarias se reunió el jueves y aprobó un Decreto de ayudas para los afectados por las lluvias torrenciales de los últimos días, que incluyen subvenciones en el caso de daños a enseres, viviendas, vehículos e infraestructuras. El decreto de ayudas y medidas urgentes y excepcionales por el temporal prevé una ayuda de emergencia de hasta 8.500 euros para cubrir las necesidades básicas de las familias que han sufrido daños graves en sus viviendas y han perdido sus enseres. En el caso de las viviendas habituales destruidas por las lluvias, el Gobierno de Canarias subvencionará hasta el 50 por ciento del coste de restitución o reparación a las familias con ingresos inferiores a 33.214 euros anuales. Si se trata de la destrucción de una segunda vivienda, los propietarios recibirán hasta un máximo de 12.000 euros. Para los daños en vehículos, la ayuda máxima prevista es de 6.000 euros.


Conectado fran40

  • Moderador del foro.
  • Tornado F3
  • *****
  • Mensajes: 6.821
Re:Recordando el 01 de febrero de 2010
« Respuesta #7 en: Febrero 01, 2017, 03:38:45 am »
Nota AEMET

Lluvias fuertes en Canarias



29/01/2010  Nota Informativa



Se espera que una borrasca situada sobre el Atlántico, al oeste de Canarias, se aproxime a las islas en los próximos días dando lugar a lluvias fuertes y persistentes sobre el archipiélago, con intervalos de viento fuerte y temporal en la mar.



Se prevé que las precipitaciones comiencen a últimas horas del sábado, día 30, en las islas más occidentales, intensificándose durante los días siguientes y extendiéndose de oeste a este al resto del archipiélago.



Durante el domingo 31 se prevén chubascos moderados a fuertes, ocasionalmente muy fuertes, persistentes y con tormenta, en la mitad occidental de Canarias, sobre todo en las vertientes sur de las islas de mayor relieve. Es probable que las precipitaciones ocasionalmente moderadas también afecten durante este día a las islas orientales. Las precipitaciones vendrán acompañadas de vientos de componente sur moderados a fuertes y temporal en la mar.



El lunes día 1 se esperan chubascos localmente muy fuertes y con tormenta en las islas occidentales y Gran Canaria, con mayor probabilidad en las vertientes sur y oeste, manteniéndose los vientos fuertes y el mal estado de la mar.



Esta situación de tiempo adverso en el archipiélago canario es probable que persista hasta el próximo miércoles día 3.


 



Buscas algun articulo o informacion? usa nuestro buscador