La banquisa ártica registra su décimo mínimo más bajo en 2022

La banquisa ártica registra su décimo mínimo más bajo en 2022

Pese a que había mejores expectativas, la banquisa ártica registra su décimo mínimo más bajo en 2022.

La ola de calor que tuvo lugar al final del verano, empobreció la superficie mínima de la temporada, que contaba con un aspecto bastante mejor, en comparativa con otros años, a principios de agosto.

Finalmente, se midió 4,67 millones de kilómetros cuadrados, aproximadamente 1,55 millones de kilómetros cuadrados por debajo del mínimo promedio de 1981-2010.

Décimo máximo anual más bajo de la banquisa ártica

Décimo máximo anual más bajo de la banquisa ártica

El pasado 25 de febrero la banquisa ártica alcanzó su máximo anual de 2022, el décimo más bajo del registro histórico.

Salvo un cambio importante en las condiciones meteorológicas, el máximo será definitivo y se convertirá en uno de el tercer máximo más tempranero, 15 días antes de la fecha media.

Según los datos del NSIDC, desde que los satélites comenzaron a rastrear de manera fiable el hielo marino en 1979, las extensiones máximas y mínimas en el Ártico por década, han disminuido a un ritmo de alrededor del 13% y 2,7%, respectivamente.

El mínimo anual de la banquisa ártica mejora en 2021

El mínimo anual de la banquisa ártica mejora en 2021

Días atrás se midió el mínimo anual de la banquisa ártica en 2021, resultando el duodécimo más bajo de la serie.

Un dato que, sin ser bueno, supone al menos una mejoría respecto a lo medido en los últimos años.

En esta ocasión, el mínimo se alcanzó el pasado 16 de septiembre, jornada en la que empezó a detectarse una recuperación del hielo marino del Ártico.

La banquisa ártica alcanza su máximo anual de 2021

La banquisa ártica alcanza su máximo anual de 2021

Según el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo (NSIDC, por sus siglas en inglés) de la NASA la banquisa ártica alcanzó su máximo anual de 2021 el pasado 21 de marzo.

El dato de este año supone el séptimo más bajo de la serie de observaciones satelitales que arrancó en 1979 y viene a refrendar la tendencia de las últimas décadas.

Los investigadores del NSIDC nos recuerdan que además de la disminución global del hielo marino ártico, la superficie helada es cada vez más joven y estacional, es decir, más débil y vulnerable a las inclemencias meteorológicas.

La banquisa ártica registra el 2º mínimo anual más bajo

La banquisa ártica registra el 2º mínimo anual más bajo

La banquisa ártica parece que ya ha alcanzado su superficie mínima anual. Se trata del segundo peor registro en 42 años.

Según el NSIDC, el pasado 15 de septiembre se registró un área de tan solo 3,74 millones de kilómetros cuadrados, el segundo valor más bajo desde que se lleva realizando este control estadístico.

Aún sería un dato no definitivo puesto que existe la posibilidad de que una nueva ola de calor en la zona pudiera hacer bajar bruscamente la superficie helada en las próximas jornadas, tras haber empezado a remontar ligeramente.