Fin del episodio de tiempo invernal y comienzo del deshielo

Fin del episodio de tiempo invernal y comienzo del deshielo

Fin del episodio de tiempo invernal y ojo al deshielo, que puede ser muy llamativo.

Ese es el título de la nota informativa que ha publicado esta mañana la Agencia Estatal de Meteorología, AEMET. Y echando un rápido vistazo a la última imagen del satélite en el momento de escribir esta noticia, es fácil entender por qué.

Por el Atlántico ya se acercan dos vistosas borrascas. La nubosidad frontal de la primera de ellas ya está afectando a las Azores. Sin embargo, la que más nos interesa, viene por detrás. Se encuentra abandonando Norteamérica, y entrando en el océano. Esa es la borrasca que nos trae la esperada lluvia. De recibir nombre, será el de Gaetan.

Mientras esperamos la lluvia: ¿nieve o cencellada?

Mientras esperamos la lluvia: ¿nieve o cencellada?

¿Nieve o cencellada? Las especiales condiciones meteorológicas que estamos teniendo este tramo del invierno no dejan de asombrarnos.

Mientras esperamos a la lluvia, que sigue en los pronósticos de los principales modelos meteorológicos, hoy nos hacemos eco del fenómeno ocurrido en Zamora.

En medio de un ambiente de supuesta estabilidad, con dominio del anticiclón, han comenzado a caer copos de nieve en la ciudad. Muchos han llamado al fenómeno cencellada. Pero, ¿es cencellada, o es nieve tal cual?

A continuación te respondemos a la pregunta. Pero además, analizamos las últimas salidas de los modelos, que siguen anunciando esas lluvias. Veremos sus consecuencias, y otras variables que traerá asociada esta nueva situación meteorológica.

2020 empata con 2016 como el más cálido del registro

2020 empata con 2016 como el más cálido del registro

La tendencia cálida del Planeta continúa. 2020 empató con 2016 como el más cálido desde que se tienen registros.

Los datos de la NASA corroboran lo que venimos constatando año a año durante las últimas décadas.

Y precisamente, episodios tan extremos como el reciente temporal de nieve combinado con una ola de frío, pueden estar estrechamente relacionados con el aumento global de la temperatura del Planeta.

La razón sería que, al calentarse la atmósfera a nivel global, las masas heladas de la Tierra se derriten y enfrían de forma extrema las zonas aledañas.

Así mismo, alterarían la circulación atmosférica a nivel general, favoreciendo en términos generales un clima más extremo.

La lluvia ayudará a fundir la nieve

La lluvia ayudará a fundir la nieve

La lluvia prevista para la semana que viene será el mejor aliado para devolver la normalidad a las zonas afectadas por el pasado temporal de nieve.

Los dos grandes modelos meteorológicos, el europeo IFS/ECMWF (arriba) y el americano GFS/NCEP, vienen anunciando la llegada de lluvias en sus últimas salidas.

La llegada de un posible frente bastante jugoso, asociado con temperaturas algo más templadas, que ayudaría a la fusión de la nieve y el hielo.

Sin duda, se trata de una situación muy esperada. El frío extremo sigue instalado en el interior peninsular, e impide que la nieve y el hielo todavía muy abundantes, se funda.

Es por esto que, aunque no es deseable un ascenso térmico notable para evitar un deshielo descontrolado, sí sería muy beneficioso un ascenso suave que permita la retirada de la nieve y el hielo.

La posición de la Luna modifica la cantidad de lluvia en la Tierra

La posición de la Luna modifica la cantidad de lluvia en la Tierra

Siempre ha habido mucha controversia sobre la posibilidad de que la Luna afecte en alguna manera al clima de la Tierra, a través de la fuerza de gravedad que ejerce en nuestro Planeta, como ocurre con el caso de las mareas.

Un reciente artículo publicado en Geophysical Research Letters, que resume un estudio de investigación realizado por los científicos Tsubasa Kohyama y John M. Wallace de la Universidad de Washington, indica que existe una relación entre la cantidad de lluvia que cae en la Tierra y la posición de la Luna alrededor de ella.

Un reciente artículo publicado en Geophysical Research Letters, que resume un estudio de investigación realizado por los científicos Tsubasa Kohyama y John M. Wallace de la Universidad de Washington, indica que existe una relación entre la cantidad de lluvia que cae en la Tierra y la posición de la Luna alrededor de ella.

Una España nevada y congelada a 12 de enero de 2021

Una España nevada y congelada a 12 de enero de 2021

Asombrosa, la imagen de España nevada desde el satélite meteorológico: el 48,6 % de nuestro territorio.

Gracias a los satélites meteorológicos de última generación, podemos hacer una valoración objetiva de la magnitud del episodio de nevadas que nos ha dejado la borrasca Filomena. Nevadas de récord en algunos lugares, como Madrid, pero también, y posteriori, una ola de frío también récord en algunos observatorios.

De hecho, gracias al satélite TERRA (sensor MODIS, canales 3-6-7), podemos valorar la extensión de la gran nevada en la Península Ibérica. Esta imagen, en modo visible y falso color RGB, realza en colores rojizos intensos, las superficies nevadas y que mayor reflejo de la luz producen. Los sensores del satélite, traducen estas zonas de intenso reflejo de la luz, con esos colores tan vivos.

Por otro lado, la pasada madrugada, se ha convertido en la más fría en lo que va de siglo en nuestro país. Se han registrado algunas mínimas de récord. Otras, sin serlo, están bajando ampliamente de los -20ºC y, en algunos casos, acercándose a los -30ºC. Y no hablamos de Siberia o países nórdicos, sino de España. Y no se trata de una ola de frío polar ni siberiana. Es una ola de frío «española».

Niebla engelante y posibles mínimas récord en 100 años

Niebla engelante y posibles mínimas récord en 100 años

La niebla engelante puede aparecer en las dos mesetas entre mínimas de récord. Algunas estaciones pueden medir valores absolutos para toda su serie histórica.

La borrasca Filomena se marcha, y toma su relevo el anticiclón de las Azores. Quién nos diría que un anticiclón, que aporta estabilidad atmosférica, sea responsable de traernos un nuevo episodio de fenómenos meteorológicos adversos.

En este caso, una ola de frío que puede batir récords en cuanto a las temperaturas mínimas que pueden llegar a alcanzarse en algunos observatorios.

El anticiclón de las Azores va a traer estabilidad, y va a limpiar los cielos. Pero también generará ambiente propicio para las nieblas, y otros fenómenos adversos relacionados con el frío extremo.

Nos referimos a las heladas y a la niebla engelante, o niebla helada. Un fenómeno que no debemos confundir con la lluvia engelante o lluvia helada.

Tras Filomena una ola de frío severa

Tras Filomena una ola de frío severa

Filomena empieza a dejar atrás un temporal de nieve histórico, pero se avecina una ola de frío severa.

Cuando aún sigue la lluvia pertinaz en puntos del sur y la nieve no se ha retirado del suelo o del cielo de muchas comarcas de España, la atmósfera evoluciona y se tornará estable, aunque invernal.

Y es que el invierno también tiene esa cara de atmósfera anticlónica que, como contrapartida, puede traer nieblas cerradas, heladas duras y como puede ser este caso, incluso nieblas engelantes.

Muchos aspectos meteorológicos que analizar. Y qué mejor que entenderlo de la mano de Mario Fernández.