No se está ondulando de forma extrema la corriente en chorro

No se está ondulando de forma extrema la corriente en chorro

La previsible ondulación más extrema de la corriente en chorro provocada por el deshielo del Ártico no se producirá según un reciente estudio de investigación.

En contra de lo que otros trabajos han sugerido en los últimos años, un grupo de científicos estadounidenses creen que el jet stream no se verá influenciado ni se ha visto afectado por la aportación de agua dulce desde el Ártico al Atlántico.

Los investigadores opinan que no hay una relación clara y que los cambios en la corriente en chorro son aleatorios.

La primavera se adelanta en Europa a un promedio de 2,5 días por década

La primavera se adelanta en Europa a un promedio de 2,5 días por década

¿Se está adelantando la llegada de la primavera al Hemisferio Norte? Esa percepción que muchas personas tienen sobre lo que está ocurriendo en nuestro clima durante los últimos años ¿es una realidad o una apreciación equivocada?

Si hace unos días os contábamos que un trabajo de investigación estimaba que el efecto de la isla de calor urbana había anticipado la primavera, en las grandes ciudades, una media de 6 días, ahora nos llega otro análisis similar.

Concretamente, se trata de un exhaustivo estudio de investigación que ha examinado el comportamiento de 100.000 registros de 542 especies de plantas que viven en 21 países europeos, demostrando que el 78 % de los casos reaccionaron al aumento de las temperaturas medias entre 1971 y 2000 en el viejo continente.

El efecto isla de calor urbana adelanta la primavera 6 días

El efecto isla de calor urbana adelanta la primavera 6 días

El efecto isla de calor que provocan las grandes ciudades está adelantando la llegada de la primavera una media de 6 días.

Gracias al análisis realizado en una gran cantidad de imágenes satelitales, un grupo de científicos ha podido cuantificar ese cambio de patrón vegetativo, propiciado por el aumento de la temperatura en las grandes urbes.

Hace unos meses, nos hicimos eco de otro trabajo que demostraba el aumento de la intensidad de las olas de calor en las ciudades o en el descenso del número de nevadas.

La Corriente del Golfo podría cortarse o debilitarse

La Corriente del Golfo podría cortarse o debilitarse

La Corriente del Golfo podría cortarse o al menos verse afectada, en su camino hacia Europa a través del Atlántico Norte, según indica un nuevo estudio de investigación realizado al respecto. El motivo es que el deshielo en el Ártico interrumpiría el paso de este gran río oceánico.

Se trata de un nuevo trabajo en este sentido, que ratifica las mismas conclusiones que análisis anteriores realizadas por otros grupos de investigación.

Recordamos que dicha corriente marina es la responsable de que buena parte del Oeste de Europa tenga un clima más templado que el de Norteamérica.

Las fulguritas: los rayos fosilizados que nos cuentan la energía transportada en las tormentas

Las fulguritas: los rayos fosilizados que nos cuentan la energía transportada en las tormentas

Los fulguritas nos pueden responder a la pregunta ¿Cuánta energía puede contener un rayo?

Se trata de una cuestión que tiene una difícil respuesta, puesto que la mayoría de los métodos hasta ahora conocidos implican realizar estimaciones que conllevan amplios márgenes de error para su cálculo.

Pero recientemente, un grupo de científicos de la Universidad de Florida ha sido capaz de estimar la energía que albergan las descargas eléctricas de las tormentas, a partir del análisis realizado sobre las rocas fosilizadas que se forman en ocasiones tras la caída de un rayo en la tierra, las llamados fulguritas.

La posición de la Luna modifica la cantidad de lluvia en la Tierra

La posición de la Luna modifica la cantidad de lluvia en la Tierra

Siempre ha habido mucha controversia sobre la posibilidad de que la Luna afecte en alguna manera al clima de la Tierra, a través de la fuerza de gravedad que ejerce en nuestro Planeta, como ocurre con el caso de las mareas.

Un reciente artículo publicado en Geophysical Research Letters, que resume un estudio de investigación realizado por los científicos Tsubasa Kohyama y John M. Wallace de la Universidad de Washington, indica que existe una relación entre la cantidad de lluvia que cae en la Tierra y la posición de la Luna alrededor de ella.

Un reciente artículo publicado en Geophysical Research Letters, que resume un estudio de investigación realizado por los científicos Tsubasa Kohyama y John M. Wallace de la Universidad de Washington, indica que existe una relación entre la cantidad de lluvia que cae en la Tierra y la posición de la Luna alrededor de ella.