2018 fue el cuarto año más cálido del registro histórico

2018 fue el cuarto año más cálido del registro histórico

2018 fue el cuarto año más cálido del registro de datos que maneja del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y que data desde 1880.

De esta manera, aunque la temperatura global del Planeta descendió respecto a los 3 años anteriores, se confirma una tendencia global al calentamiento de la atmósfera, hecho que vienen advirtiendo diferentes organismos meteorológicos oficiales de todo el mundo en las últimas décadas.

Cambio Climático: los huracanes se están intensificando más rápidamente

Cambio Climático: los huracanes se están intensificando más rápidamente

El meteorólogo y comunicador de la CBS, Jeff Berardelli, en Nueva York, USA, ha publicado un interesante artículo basado en una reciente investigación sobre la evolución de la intensificación de los huracanes.

Según dicha investigación, los huracanes podrían estar intensificándose más rápidamente que nunca, y este fenómeno podría estar vinculado al Cambio Climático y el Calentamiento Global.

¿Temporales invernales récord, prueba de que no hay cambio climático?

¿Temporales invernales récord, prueba de que no hay cambio climático?

No. Las tormentas de nieve requieren dos cosas: humedad y temperaturas del aire por debajo del punto de congelación.

Hay muchos lugares donde las temperaturas invernales tendrían que aumentar en 10, 20 o incluso 30 grados Fahrenheit antes de que dejara de nevar.

Hasta entonces, los temporales de nieve seguirán siendo bastante posibles, y los patrones climáticos naturales y la variabilidad aleatoria, todavía conducirán a inviernos inusualmente fríos y con nieve en diferentes lugares.

La banquisa antártica alcanzará su mínimo más bajo

La banquisa antártica alcanzará su mínimo más bajo

La banquisa de la Antártida puede marcar en marzo un mínimo histórico, muy por debajo de los registros más bajos conocidos en los últimos 40 años.

El hielo marino del Polo Sur había estado resistiendo a los malos datos que la banquisa ártica, en el otro extremo del Planeta, marcaba año tras año. Pero desde 2016 acumula datos pobres, con una tendencia cada vez más preocupante.

Ahora, un deshielo a una tasa sin precedentes en diciembre de 2018, ha puesto en alerta a los científicos que analizan la evolución de la banquisa antártica.