Calentamiento Súbito Estratosférico y perturbación del Vórtice Polar. Anomalía de temperaturas al nivel de 10 hPa, prevista por el modelo GFS para el 31 de diciembre de 2018.

Hoy, nuestro querido amigo y analista de modelos meteorológicos, Mario Fernández, nos trae una nueva entrega de su trabajo.

Mención al Calentamiento Súbito Estratosférico de fin de año, que va ganando enteros más y más, y proyección meteorológica para los próximos días. ¡No te lo pierdas!

Evolución de los índices AO y NAO, y sus consecuencias

Aunque las predicciones de la Oscilación del Atlántico Norte (NAO) y de la Oscilación Ártica (AO) nos ponen en guardia ante cambios abruptos en la dinámica venidera, lo cierto es que estas predicciones pierden fiabilidad a una semana vista.

Semanas atrás, ya os comentamos lo importante que resulta conocer la evolución de ambos parámetros.

Este hecho limita mucho cualquier intento de “ver más allá” de este plazo, a no ser que haya una coincidencia, más o menos unánime, entre sus distintos ensembles “apuntando hacia arriba o hacia abajo”.

En este sentido, más incierta y llena de interrogantes resulta la AO.

Evolución de los índices AO y NAO en los últimos meses, y proyección futura según el modelo americano GFS/NCEP.

Calentamiento Súbito Estratosférico para fin de año

Los dos análisis previstos en el nivel de los 10 hPa del modelo CMA, popularmente conocido como modelo chino, y el GFS coinciden de manera general existiendo, acaso, dierencia de matices en cuanto a la extensión final de dicho evento.

Hay que decir también que el modelo del Centro Europeo también se ha unido a esto pero no puedo subir los análisis previstos correspondiente al mismo ya que están desactualizados y no son de libre disposición (utilizamos un tuit, arriba, de cómo se ve el tema a largo plazo).

Como sabéis muchos, a veces el hecho de que se produzca un CSE no garantiza nada.

Dicho CSE ha de propagarse de arriba hacia abajo, de la estratosfera a la troposfera, y aquí se dan ya algunos impedimentos como que las distintas ondas de Rossby, que se transmiten también de forma vertical y, generalmente, del Ecuador al Polo, sean realmente efectivas calentando la estratosfera e invirtiendo los típicos vientos del oeste.

Dichos vientos experimentan una reversión por causas aún no del todo conocidas cada algo más dos años. Es lo que se conoce como Oscilación Casibienal.

Si suponemos que el CSE salvando obstáculos como que nos encontremos en una fase oeste de la QBO, el evento se propaga a la troposfera y es aquí cuando se producen cambios significativos en la ubicación de los centros de acción.

Dicho cambio se suele traducir en descensos significativos de la AO que suele arrastrar también a la NAO.

La conclusión de todo esto es que no siempre un CSE suele traer los ansiados cambios salvo que la ubicación de los centros sinópticos se muestren realmente favorables para que se produzcan estos cambios en la circulación general a nivel peninsular.

Dicho esto, de cualquier forma, también la constatación de una AO y una NAO que se mantienen a día de hoy más bien neutras ayuda, de cualquier manera, a entender la dinámica de lo que llevamos durante todo el mes presente de diciembre: llegada de frentes, más activos hacia el noroeste, tránsito fugaz de los mismos por la Península y posterior rearme de la dorsal azoriana pero, esta vez, hacia el suroeste peninsular. 

Llegada de varios frentes y… para Navidad ¿qué?

Como bien indica Mario en el bloque anterior, parece más o menos claro que al menos un par de frentes van a volver a afectarnos en los próximos días.

¿Cómo y cuándo lo van a hacer? Sigue leyendo por aquí. No hemos reproducido íntegro su análisis para no recargar la entrada con demasiadas imágenes.

Además, si lo deseas, también puedes dejar tus dudas y observaciones en una respuesta en el foro, si estás registrado.

Todavía es demasiado pronto para saber qué tiempo tendremos en Navidad. Mañana trataremos de dar un adelanto. Lo que sí nos tiene con la mosca detrás de la oreja es ese posible evento de CSE. Podría condicionar en gran medida los patrones meteorológicos que interesan a nuestro país para el nuevo año…