Los huracanes y tormentas tropicales se irán volviendo algo más fuertes y lentos y con mucha más capacidad de generar lluvia con el paso de los años. Así lo afirma un estudio de investigación realizado por el National Center for Atmospheric Research (NCAR) que pronostica una evolución preocupante de los sistemas tropicales en las próximas décadas.

A juicio de los investigadores, en el contexto de un clima cada vez más cálido, donde la tasa de evaporación será mayor, los huracanes y tormentas tropicales podrían ser bastante más temibles conforme avance el siglo XXI de cumplirse los pronósticos climáticos.

Analizadas 22 tormentas atlánticas

El trabajo de investigación ha estudiado 22 tormentas atlánticas históricas, comparando mediante simulaciones por computadora de alta resolución su evolución real con la que se produciría en un Planeta más cálido dentro de varias décadas.

En el futuro, los sistemas tropicales tendrían a su disposición mayor energía para poder desarrollarse, lo que aumentaría su intensidad y su capacidad de generar lluvia.

Ike: 13 % más fuerte, 17 % más lento, 34 % más húmedo

Por poner un ejemplo, los huracán Ike (el cual mató a más de 100 personas y devastó partes de la costa estadounidense del golfo de México en 2008) simulado en un clima futuro podría albergar vientos un 13 % más fuertes, su movimiento sería un 17 % más lento y sería un 34 % más húmedo.

En cambio, otros sistemas podrían volverse algo más débiles (como el huracán Ernesto) o moverse un poco más rápido (como el huracán Gustav) pero en ningún caso las simulaciones prevén que se volverían más secas. De hecho el trabajo estima que la tasa de lluvia de las tormentas futuras simuladas por los modelos climáticos, aumentarían en un promedio del 24 %.

El huracán Ike en el Atlántico

Cómo se realizó el estudio

Para llegar a estas conclusiones, los científicos analizaron un vasto conjunto de datos masivo creado en NCAR ejecutando el modelo de Pronóstico e Investigación Meteorológica (WRF) a alta resolución (4 kilómetros) sobre los Estados Unidos durante dos periodos de 13 años.

Dichas simulaciones tardaron aproximadamente un año en ejecutarse en el Centro de Supercomputación NCARWyoming.

El primer conjunto de ejecuciones del modelo simuló el clima a medida que se desarrollaba entre 2000-2013 mientras que el segundo calculó los mismos patrones climáticos, pero en un clima que es aproximadamente 5 ºC más cálido.

Los investigadores desarrollaron un algoritmo capaz de detectar y rastrear huracanes dentro de la gran cantidad de datos, trabajando con 22 tormentas históricas.

Haciendo un análisis grupal, el conjunto de los 22 sistemas tropicales en la simulación futura tuvieron un 6 % más de velocidad de viento máxima por hora promedio que en el pasado;  se movían a una velocidad un 9 % más lenta y tenían una tasa de lluvia máxima promedio por hora un 24 % más alta. En cambio, el radio promedio de la tormenta no cambió.

Referencia: https://www2.ucar.edu/atmosnews/news/132790/hurricanes-bit-stronger-bit-slower-and-lot-wetter-in-warmer-climate