Las tormentas son la pasión de muchos aficionados a la meteorología, quiénes en algunos casos son capaces de recorrer cientos de kilómetros para contemplar como un enorme Cumulonimbus descarga toda su furia sobre la tierra.

Pero ¿sabías que hay personas que tienen fobia a estos fenómenos meteorológicos?

La brontofobia (también conocida como astrafobia) consiste en sentir un miedo irracional a las tormentas y tempestades, provocando ansiedad en aquellas personas que se ven inmersas en uno de estos episodios o que creen que una tormenta puede estar cerca.

¿Qué es la brontofobia?

El término brontofobia, sinónimo de astrapofobia, brontofobia, ceraunofobia o tonitrofobia procede del griego antiguo βροντή (brontē, «trueno«) y φοβία (fobía), «miedo«.

Se trata de una fobia que es relativamente común durante la infancia pero que en algunas personas perdura durante toda su vida, de forma que muestran un miedo incontrolable a la llegada de una tormenta y en especial a los truenos y rayos que las acompañan.

Los síntomas

Como en la mayoría de las fobias, la astrafobia provoca en las personas pánico, dificultad para respirar, taquicardia, sudoración, y náuseas… Los afectados pueden incluso esconderse durante las tormentas.

Por ello, muchas de estas personas tratan de estar muy bien informadas acerca de la evolución del tiempo para tratar de cambiar sus hábitos de vida si hay un riesgo importante de tormenta.

Tratamiento

Para muchos especialistas el mejor tratamiento es exponer al paciente a su fobia de manera gradual. Otros proponen técnicas de EFT, hipnosis o relajación, con el objetivo de descubrir cuál es el origen del problema y las emociones que pudieron despertar en el paciente, alguna vez, ese miedo a las tormentas.

Nuestro apoyo a las personas con brontofobia

Desde cazatormentas lanzamos todo nuestro apoyo a las personas que sufrís de brontofobia , deseando que estas crisis sean lo más leves posible y que podáis encontrar en cada caso una pronta solución.

Nosotros seguiremos siempre detrás de la tormenta, pero no dejaremos de mandaros nuestro ánimo cuando os tengáis que enfrentar a una jornada de rayos y truenos.