¿Se está adelantando la llegada de la primavera al Hemisferio Norte? Esa percepción que muchas personas tienen sobre lo que está ocurriendo en nuestro clima durante los últimos años ¿es una realidad o una apreciación equivocada?

Para poner luz en este asunto se ha llevado a cabo un exhaustivo estudio de investigación examinando el comportamiento de 100.000 registros de 542 especies de plantas que  viven en 21 países europeos, demostrando que el 78 % de los casos reaccionaron al aumento de las temperaturas medias entre 1971 y 2000 en el viejo continente.

Avanza a un promedio de 2,5 días por décadas

El trabajo incluye especies ubicadas casi todo el continente corrobora que los diferentes hitos estacionales para la vegetación en primavera y verano han avanzado una media  4,6 días por cada grado centígrado de aumento en la temperatura media.

De esta forma, la aparición de las hojas, floración y fructificación se ha adelantado a razón de casi 2,5 días por década.

Además, las plantas están respondiendo a las temperaturas locales tanto en el mes como hasta dos meses antes de un evento. Los tiempos de florecimiento, y fructificación corresponden con mayor intensidad a la temperatura media del mes anterior.

Casos concretos

En primavera, las plantas que crecen en climas más cálidos han mostrado la respuesta más fuerte al cambio climático. La única excepción es la Robinia pseudoacacia, la falsa acacia, un árbol perteneciente a la familia Fabaceae.

En el Reino Unido, la primavera llegó más tarde que el año pasado, pero el 3 de febrero, todavía con nieve, había gorriones y florecieron avellanos en el Reino Unido.

Algunas plantas empezaron a florecer 40 días de lo que lo hacían habitualmente, el 1 de enero se vieron germinar sicómoro y la primera reina de la avispa fue vista el 11 de enero

En otoño el patrón es menos consistente

En cambio cuando los investigadores han estudiado el comportamiento de las plantas durante el otoño han encontrado un patrón menos consistente y pronunciado que durante primavera y el verano.

De hecho, la fecha en que las hojas comienzan a cambiar de color ha avanzado y retrasado en un número casi igual de casos. Y mientras que los colores de otoño han comenzado a aparecer hasta 2,4 días después con cada aumento de 1 ° C en la temperatura media, han promediado un retraso de un día por grado Celsius.

Un caso similar en Norteamérica

Un trabajo similar se ha hecho público para Norteamérica. Según los datos de  USA National Phenology Network en Estados Unidos los hitos vegetativos se han adelantado 3 semanas, según. Estas estimaciones se hacen usando el calendario natural como son los signos de la floración de las plantas, aparición de las hojas, construcciones de nidos por ciertas aves, etc.

Por ejemplo, las hojas empiezan a brotar 22 días antes en la mayor parte del sureste de Estados Unidos, mientras que plantas en Groenlandia están saliendo en pleno invierno, unos 26 días antes que hace apenas una década.