Varios frentes en el Atlántico dispuestos regar España en los próximos días

Las lluvias volverán a generalizarse a lo largo de la nueva semana. En esta ocasión, varias borrascas atlánticas y sus frentes asociados nos visitarán sucesivamente durante los próximos días, de forma que las precipitaciones serán esta vez más abundantes en las regiones más occidentales.

Nuestro amigo Mario Fernández nos explica de forma magistralcómo se comportará la atmósfera durante las próximas jornadas, analizando la situación sinóptica actual y detallando a continuación qué factores provocarán este nuevo patrón meteorológico.

La importancia de los índices NAO y AO

Como ya os contamos esta semana en esta otra entrada, losíndices de la NAO y de la AO son muy útiles en la predicción amedio plazo ya que nos informan de una manera directa de cómo se comportarán elanticiclón de Azores y el posible establecimiento de altas presiones dinámicas enlas latitudes árticas.

Lluvia total acumulada para los próximos 10 días por IFS del ECMWF

La predicción sobre la evolución de dichos índices, no ofrece mayores problemas ni incertidumbres en los siguientes 7 días, aunque a partir de la primera semana del horizonte de predicción, las proyecciones que se puedan tener de dichos índices empiezan a estar afectadas de incertidumbres entre sus diversos escenarios:

Su pronóstico va en pareja y se asemejan en la mayoría de las ocasiones. En otras ocasiones el establecimiento de altas presiones dinámicas en latitudes polares que suele traducirse por un descenso del índice AO suele arrastrar consigo el del índice NAO.

Subida y posterior descenso de ambos índices

En los próximos días asistiríamos a una subida de ambos índices seguida de un descenso de los mismos de cara ya a la próxima semana.

La AO, de positiva, podría pasar a neutra o ligeramente negativa. Más significativo será el descenso previsto para la NAO.

El descenso de ambos índices suele equipararse a circulaciones meridiana, de norte a sur, con vaguadas profundas que suelen alojar bajas en su seno a niveles medios sin perjuicio de que dichas bajas puedan luego transmitirse hasta el nivel de superficie.

Esto es, el descenso de la AO y la NAO, dicho de otra forma, permite que el Chorro Polar descienda en bloque de latitud.

Y esta podría ser la tónica dominante a nivel global para la semana próxima.

La salida determinista del modelo IFS del ECMWF para la nueva semana nos muestra varias borrascas y sus frentes atacando España

Situación sinóptica actual

De momento, es notorio el dominio de las altas presiones al oeste peninsular:

En la carta de Bracknell editada por la Met-Office británica puede observarse como una profunda baja se ha instalado en el Atlántico norte, al oeste de Irlanda.

Sobre las orillas del Báltico, al norte de Alemania, dominan las altas presiones y al oeste peninsular el anticiclón de Azores se muestra claramente en retirada, aunque la isobara de cota 1024 hPa roza el extremo más occidental peninsular.

Dominio anticiclónico poco duradero

Sin más análisis previstos de niveles medios y altos, cualquiera podría deducir que el dominio anticiclónico será poco duradero. Un extenso frente también asoma por el oeste peninsular.

Si un frente frío es, por definición, una frontera entre masas de aire de características físicas contrastadas, nos daremos cuenta de forma inmediata, que la masa de aire polar queda al oeste de dicho frente y la masa de aire tropical, con sus anticiclones, quedan al este de la misma.

A niveles altos, en el nivel de los 300 hPa, la situación prevista para el sábado a mediodía es la siguiente:

Queda una profunda baja en el Mediterráneo, aún sin reintegrarse a la circulación general, mientras la vaguada asociada al frente frío anteriormente mencionado, tenderá a profundizarse a lo largo de la jornada del domingo.

Una dorsal en forma de cuña se extiende por toda la fachada atlántica del continente y en el Mediterráneo se da una situación en “omega” a escala reducida con la baja al oeste sin reintegrar, una dorsal más al este y otra baja ubicada en la península de Anatolia. 

Y siguiendo el análisis previsto por el modelo del Centro Europeo y para los 300 hPa:

Una vaguada planetaria se aproxima a la Ibérica

Tanto la vaguada como la baja que se asocia a la misma han descendido de latitud.

En ambos ramales de la vaguada planetaria asociada al frente frío pueden observarse dos fuertes chorro: uno con dirección suroeste, el de salida, empieza a alimentar a una dorsal cuya cúspide se interna por Escandinavia hacia latitudes polares.

Es de suponer que dicho chorro terminará por alimentar a un potente alta a todos los niveles que los modelos de predicción numérica, a día de hoy, ubican en Europa oriental o el oeste de Rusia mientras el fuerte chorro asociado al ramal de entrada o descendente de la vaguada alimentará a alguna baja que terminará formándose en nuestras latitudes.

La situación prevista por la misma carta de Bracknell de la Met-Office, sería la siguiente para mañana a mediodía:

El lunes llega el primer frente

Al oeste peninsular se hace patente el avance de dos frentes que, siempre según los criterios de la Met-Office, terminarán fundiéndose en uno y acabarán por barrer la Penínsulael lunes.

Al mismo tiempo y al sur de Irlanda se forma una baja incipiente (cota de 999 hPa). Anteriores salidas de los modelos hacían bajar más dicha baja hacia el Cantábrico, pero parece, finalmente, que no bajará tanto de latitud, aunque sí lo suficiente para provocar un temporal de viento en el área Cantábrica mañana lunes.

Lo que también subrayan los modelos de predicción es que el frente que nos afectará, de cara ya al lunes, va asociado a un río atmosférico:

Frente frío muy activo

Y así todo parece indicar que dicho frente frío podría mostrarse especialmente activo en todo el tercio oeste peninsular con especial incidencia en cuanto a precipitaciones en Galicia, cara sur del sistema Central y suroeste peninsular.

Como señala también en su salida determinista el modelo del Centro Europeo, el tránsito lento de la vaguada y el fuerte chorro de entrada asociado a la misma terminará formando una nueva baja con tendencia a ubicarse hacia el nordeste peninsular.

Esta circunstancia propiciará que también el Mediterráneo reciba su correspondiente ración de precipitaciones:

Evolución para el martes y miércoles

El martes y teniendo de nuevo en cuenta la salida determinista:

A niveles altos puede observarse una baja bastante bien conformada hacia el nordeste peninsular. mientras otras dos bajas a niveles altos se ubicarán en el sur de Groenlandia y oeste de Irlanda, respectivamente.

En la vertical peninsular se da una dorsal de tipo móvil que suele asociarse a frentes cálidos en superficie.

Continuarán las precipitaciones hacia el nordeste mientras en el resto del territorio peninsular se da un compás de espera hasta la visita del siguiente frente que ocurriría ya de cara al miércoles, aunque, de forma probable, este frente no llegaría vivo al Mediterráneo.

Mientras suceden estas cosas en nuestras latitudes, en latitudes árticas y de forma previsible, se instalará un anticiclón dinámico:

Como sucede en estos casos, dicho anticiclón es mucho más perceptible a niveles bajos:

Los anticiclones térmicos

En las latitudes polares suelen abundar los llamados anticiclones térmicos que suelen ser altas con escaso espesor y producto del fuerte enfriamiento del suelo.

Estos anticiclones térmicos suelen transformarse en dinámicos con la condición de que una fuerte advección cálida del sur o suroeste, producto de profundas vaguadas instaladas más al sur, llegue hasta el polo o las latitudes polares.

Son estos anticiclones dinámicos formados en dichas latitudes los que suelen provocar una bajada en bloque del Chorro Polar provocando un descenso, primero del índice de la AO y después del de la NAO cuyo comportamiento final depende de la AO.

Análisis de los ensembles para el final de la semana

De cara al miércoles resulta bastante probable que una gran baja sinóptica se estacione en el Atlántico norte:

La consistencia entre la salida determinista y sus distintos ensembles en el parámetro presión a nivel de superficie resulta ser bastante buena tanto para los niveles bajos como para los medios:

Esto nos dejaría con situación de flujo del suroeste a todos los niveles atmosféricos y es el miércoles cuando se espera la visita del segundo frente de la semana.

Evolución probable para el jueves

De cara al jueves, y con buena predecibilidad, la situación es similar a la del miércoles:

Con la salvedad de que se formaría un efímero anticiclón hacia el nordeste peninsular y los vientos a niveles medios y altos rolan más bien a poniente.

Fuerte chorro atravesando la Península, aunque, de manera previsible, con pocas precipitaciones a la vista.

Nuevo frente para el viernes

Sería de cara al viernes cuando un nuevo frente y una nueva vaguada acercándose y profundizándose mostrarían el aislamiento de una nueva baja secundaria hacia el suroeste peninsular:

Incertidumbre para el siguiente fin de semana

Por supuesto que ya a 6 días vista la incertidumbre aumenta muchísimo ya que de la nueva vaguada no podemos asegurar su profundidad, ni su longitud, ni, muchísimo menos, si se formará una nueva baja en el “fondo del saco“.

Los escenarios posteriores con la baja al suroeste no pueden aún asegurarse de manera rotunda.

La hipotética formación de la baja y su ubicación finales, tal como son ahora modelizadas por el modelo europeo, podría, de nuevo, favorecer un episodio de lluvias mediterráneas, pero, como digo, esto no puede aún asegurarse.

Lo que llevamos de otoño está resultando muy movido, con circulación muy dinámica y quien más y quien menos recibiendo sus correspondientes raciones de precipitaciones. Así podría continuar de cara a la semana próxima.