Nube agujero y parhelio. Fuente (http://spaceweathergallery.com) (c) Ben Ellis

Las nubes agujero (en inglés se les conoce como punch hole clouds) son unas formaciones nubosas más que llamativas: en el seno de la nube, generalmente de tipo estratiforme y continua aparece un agujero, a veces de un tamaño tan grande que puede verse en las imágenes satelitales.

A menudo, la aparición de las nubes agujero propicia la generación de noticias conspiratorias, relacionadas con disparatadas teorías sobre manipulaciones atmosféricas. Os contamos, a continuación, cómo se generan estas nubes.

Cómo se presentan en el cielo

Lo más usual es observar este fenómeno en el seno de una capa de altocúmulos estratiformes, que rodean al agujero.

Concretamente, en el caso de estas imágenes vemos al agujero dentro de un altocúmulo central lanudo, del cual se desprenden largas virgas que incluso han llegado a formar mammas.

Este altocúmulo tiene una cabellera que se asemeja a los cirros del yunque de un cumulonimbo tormentoso, y queda rodeado por una zona circular de menor nubosidad que en otras ocasiones, directamente muestra un cielo completamente azul.

¿Cómo se forman?

Como ocurre con muchos otros procesos meteorológicos, la mejor manera de encontrar la explicación a la formación de un fenómeno, es observar cómo se produce.

En el desarrollo de las nubes agujero casi siempre se produce la misma secuencia: todo comienza con una capa de altocúmulos estratiformes. Posteriormente, se generan virgas en algunas zonas, todavía con una capa uniforme.

En un determinado momento, uno de los altocúmulos destaca sobre el resto de la capa, haciéndose más denso y originando virgas más largas y oscuras.

El germen son las virgas

Recuerda que las virgas son un elemento nuboso formado por precipitación que no alcanza el suelo.

A medida que el altocúmulo en cuestión se hace más denso, las virgas se hacen más largas, y comienza a abrirse un claro a su alrededor, cada vez más grande.

Entonces, la hipótesis que nace de esta observación es la siguiente: el altocúmulo, por alguna razón, se hace capaz de generar precipitación que forma estas virgas.

Este altocúmulo consigue atrapar la humedad de la capa nubosa circundante, arrastrándola hacia abajo y provocando movimientos subsidentes de las masas de aire, que tienden a disipar la nubosidad, formando el claro que rodea al altocúmulo “lanudo” central.

Como antes decíamos, a veces los agujeros son tan grandes que se ven en las imágenes satelitales, como este caso de las nubes agujero que vemos más arriba que se desarrollaron sobre la costa tropical granadina.

Nubes  agujero por el mundo

Gracias a las redes sociales, cada vez podemos ver más imágenes de este tipo de nubes, entre ellas la que encabeza la noticia en la que además, se ve un fantástico parhelio.

En otros lugares del planeta estos fenómenos también aparecen, siendo muy espectaculares, como es el caso de Austria, Reino Unido, Estados Unidos, Florida….