La altura media de las olas ha experimentado un aumento en las últimas décadas en las costas de Europa Occidental. Así lo afirma un estudio de investigación publicado en Geophysical Research Letters y realizado por científicos franceses e ingleses.

El trabajo indica que los cambios climáticos a nivel global detectados en los últimos años están favoreciendo la llegada de temporales más duros a las costas europeas, desde Portugal a Escocia, por lo que es importante tomar medidas ante una futura erosión de las zonas litorales más sensibles.

Un aumento de 10 mm por año

Según podemos leer en la publicación las costas escocesas e irlandesas han experimentado los mayores incrementos (a razón de 10 mm año desde 1948) lo que supone un aumento de la altura media de la ola de 0,7 metros.

El análisis de 7 décadas de datos a lo largo de toda la costa atlántica europea indica que se ha producido un aumento en la altura de las olas durante los episodios de condiciones climáticas extremas, de forma que mar adentro, en la costa irlandesa, se han registrado incrementos de 25 mm/año, o lo que es lo mismo, un aumento promedio de 1,7 metros.

Las dunas y acantilados en riesgo

Para los científicos, la altura de las olas durante las tormentas invernales es el principal factor que afecta a la erosión de las dunas y los acantilados, de manera que hasta el 80% de la variabilidad costera a lo largo de las costas arenosas están expuestas.

El hecho de que se haya detectado una mayor frecuencia de tormentas extremas, implica un mayor impacto en toda la franja costera atlántica de Europa occidental. Además, las observaciones destacan que el período de retorno de los temporales más duros se está acortando.

Cómo se realizó el estudio

Este trabajo se realizó combinando la información de datos retrospectivos meteorológicos y de olas con datos reales, para medir los cambios en la altura y variabilidad de las olas en las costas desde Escocia en el norte hasta Portugal en el sur.

Posteriormente, dichas observaciones se correlacionaron con dos índices climáticos: la Oscilación del Atlántico Norte (NAO y la Anomalía de Presión de Europa occidental (WEPA), basada en la presión atmosférica a lo largo de la costa atlántica de Europa.

Los resultados mostraron que todas las áreas habían visto un aumento promedio en las alturas de las olas invernales durante este período, aunque variaba de 10 mm/año en Escocia, a 5 mm/año en Francia y 1 mm/año en Portugal.

Fuente: https://www.plymouth.ac.uk/news/winter-wave-heights-and-extreme-storms-on-the-rise-in-western-europe