Prever el tiempo de forma alternativa a los métodos tradicionales, como la observación del cielo o la utilización de los modelos numéricos meteorológicos es posible.

La compañía Wireless DNA ha desarrollado un sistema que analiza la información asociada la calidad las ondas electromagnéticas de la telefonía móvil, puesto que se ven alteradas por las condiciones atmosféricas, de manera que es posible conocer con cierta antelación la evolución del tiempo más inmediata.

Desde el Parque Balear de Innovación Tecnológica

La idea parte de una empresa española, concretamente, se desarrolla en el ParcBit (Parque Balear de Innovación Tecnológica) donde la compañía Wireless DNA, centrada en el desarrollo de sistemas para auditar y optimizar redes de telefonía móvil y en servicios para las smart cities o ciudades inteligentes ha adquirido Meteoclim.

Dicha empresa tecnológica especializada en meteorología, ha desarrollado un interesante sistema de monitorización y predicción del tiempo que supone un enfoque totalmente nuevo en el campo de la predicción meteorológica.

Un enfoque totalmente innovador

Los responsables del proyecto han sabido entender y aprovechar que el espacio radioeléctrico es complejo y que puede verse influido por muchos factores.

De esta forma, limpiando las señales, extrayendo ciertos datos y convirtiéndola en información útil que pueda combinarse con la que aportan los sistemas tradicionales (estaciones meteorológicas, radares y satélites) se pueden realizar previsiones exactas y bastante fiables.

El efecto de la humedad en las ondas radioeléctricas

¿En qué se basa este sistema? Los desarrolladores del Wireless DNA se han valido de algo que se conocía desde hace mucho tiempo: las ondas se ven afectadas por el medio que las rodea y específicamente por la cantidad de agua existente en la atmósfera, cuando llueve su calidad empeora.

El sistema se basa en identificar las zonas con lluvia o donde la humedad es muy alta analizando la calidad de la señal pues sus características físicas (intensidad, interferencias, latencia, etc.) varían de manera importante según la tasa de dicha variable meteorológica.

¿Y cómo se sabe si una señal es buena o mala?

Para ello también han hecho uso de un procedimiento estandarizado, usando índices KPI (key performance indicator) o indicadores clave de rendimiento de la red de telefonía.

Estos indicadores se pueden obtener, por ejemplo, mediante la plataforma Entropy y son transformados en información meteorológica precisa en tiempo real por medio de algoritmos.

Y el sistema funciona

El sistema está implantado a modo de prueba en Ciudad de México, donde han comprobado una fiabilidad del 90% respecto a las previsiones de lluvia.

De momento, el sistema predice con 2 horas de antelación y una fiabilidad del 90% cuándo lloverá en un punto con una resolución espacial de hasta 200 metros, algo que no tiene nada que envidiar a los modelos meteorológicos habituales.

El objetivo de esta empresa balear es anticipar esa previsión tan exacta con seis horas de antelación.