Desarrollo de tormentas a modo de llamas, a lo largo de la Zona de Convergencia Inter Tropical (ZCIT) en el Océano Pacífico Noreste. Imagen infrarroja y falso color RGB, 12-13 de diciembre de 2018. Crédito: NOAA.

Los siempre atentos ojos de los satélites meteorológicos nos ofrecen hoy, desde la Administración Nacional Atmosférica y Oceanográfica (NOAA), un asombroso espectáculo.

Se trata de tormentas “llameantes” que se desarrollaron entre el 12 y 13 de diciembre de 2018 a lo largo de la Zona de Convergencia Inter Tropical (ZCIT), en el Pacífico Noreste.

¿Qué es la Zona de Convergencia Inter Tropical?

Es la región del globo terráqueo en la que convergen los vientos alisios del Hemisferio Norte con los del Hemisferio Sur, ocupando una posición más o menos cercana con el Ecuador, según la época del año. Es por eso que también se le conoce como frente intertropical.

Ya solo con leer la palabra “converger”, nuestra mente nos lleva a pensar en movimientos ascendentes de las masas de aire como resultando de esa convergencia de vientos.

Y así es: esta región, como se ve en la imagen, destaca por la nubosidad que lleva asociada, como resultando de esos movimientos ascendentes (convección).

Así, según cómo de fuerte sea la convergencia, más intensas serán las células convectivas que se formen a lo largo de ella.

Posición de la Zona de Convergencia Inter Tropical (ZCIT) en verano (rojo) y en invierno (azul).

Una particularidad de la ZCIT es que tiende a desplazarse hacia el norte o hacia el sur, según la época del año en la que nos encontremos. Así, durante el verano en el Hemisferio Norte, la ZCIT tiende a desplazarse unos grados hacia el norte, y al contrario durante el invierno.

Tormentas “llameantes”, un asombroso espectáculo.

¿Por qué lo de “llameantes”? Porque, como veremos en la animación del siguiente tuit, las tormentas, en su desarrollo, parecen auténticas llamas.

De hecho, en la ZCIT es donde se desarrollan las tormentas con mayor desarrollo vertical, pudiendo superar los 16 km. de altura.

Esto se debe porque, cuanto más cerca del Ecuador, más alta está la Tropopausa. Es decir, más gruesa es la Troposfera, que es donde se producen casi todos los fenómenos meteorológicos que interesan al hombre.

La animación que podemos observar arriba está generada con imágenes adquiridas por el satélite GOES-Este o GOES-16.