Ex – “Michael” y el huracán “Leslie“, vistos desde el satélite AQUA (sensor MODIS). Imagen de alta resolución adquirida el pasado 13 de octubre de 2018. Crédito: NASA.

Efecto Fujiwara entre los restos del huracán Michael y del huracán Leslie. Mientras en la Península estamos inmersos en un episodio de lluvias intensas (torrenciales en algunos puntos) clásico del otoño, hoy os queremos ofrecer otro tipo de noticia, relacionada con los recientes huracanes Leslie y Michael.

Los restos extratropicalizados de ambos huracanes realizaron una singular danza sobre nuestro país que se conoce como Efecto Fujiwara. ¿En qué consiste? Te lo explicamos si sigues leyendo…

Efecto Fujiwara entre los restos de Leslie y Michael.

Ex-leslie y ex-michael, convergiendo en uno, octubre 2018

RT @StuOstro: "Wait wut? Looked to see where ex-#Michael was, and found that it and part of the morphed remnant of #Leslie have done a #Fujiwhara dance & merge. Yes, really >>" El impacto de #Leslie en Portugal: http://www.cazatormentas.com/leslie-toca-tierra-en-portugal-como-intenso-ciclon-post-tropical/

Gepostet von Cazatormentas.Net y Cazatormentas.com am Dienstag, 16. Oktober 2018

La interacción entre los dos ciclones extratropicalizados se observa con nitidez en este estupendo vídeo que publicó Stu Ostro, meteorólogo del The Weather Channel, hace un par de días, en la red social Twitter.

Lo gracioso es que cundió la crítica hacia algún medio de comunicación que afirmó que Leslie y Michael iban a converger en uno sobre la Península, como si fuese a acontecer el Apocalipsis…

El caso es que, no sabemos si por suerte para ellos, o si realmente consultaron algún modelo o alguna fuente que a su vez miró algún modelo que lo intuyeran, al final tuvieron razón…

¿Qué es el Efecto Fujiwara?

Tifón PEWA, y depresión tropical UNALA arriba a la derecha.

Básicamente, el Efecto Fujiwara es una interacción entre dos vórtices ciclónicos, ya se trate de borrascas extratropicales, o de ciclones tropicales, por la cual ambos orbitan el uno alrededor del otro.

Recibe el nombre del meteorólogo japonés, Sakuhei Fujiwara, quien describió dicha interacción.

Esta interacción puede producirse de diferentes formas, dependiendo de la distancia que separe a los vórtices ciclónicos, de la diferencia de intensidad, y tamaño de estos.

Así, se estima que la distancia mínima que debe de haber entre dos ciclones tropicales para que comiencen a interaccionar es de 1400 km. o menos.

Si esta distancia se reduce a 300 km., el vórtice más intenso tiende a absorber al menor de intensidad y tamaño, a la vez que su flujo de salida en niveles altos, lo destruye por la cizalladura asociada (ver figura superior, con un caso de dos ciclones en el Pacífico, en el 2013).

Hay ocasiones en que los ciclones no orbitan entre sí, pero sí interaccionan, de modo que las trayectorias de ambos se ven alteradas. Es decir, no son las mismas en caso de que uno de los dos no existiera, o estuviera lo suficientemente lejos como para no comenzar dicha interacción.

Algunos casos del pasado.