Burbuja de aguas anormalmente frías en el Atlántico Norte más noroccidental. Anomalía de temperatura de las aguas superficiales oceánicas a nivel global. Valores a 13 de julio de 2018.

El regreso de la burbuja de aguas muy frías en el noroeste del Atlántico Norte. Después de no pocos meses (al menos un año) sin volverse a oír hablar de esta anomalía atlántica, la burbuja de aguas anómalamente frías regresa a la palestra, y con mucha fuerza. Solo hay que echar un rápido vistazo a esta figura para comprobar que allí se están registrando las mayores desviaciones negativas ¡de todo el planeta! ¿A qué se debe esto? ¿Qué consecuencias puede tener en la dinámica atmosférica?

La burbuja de aguas frías que se comenzó a detectar en 2015.

Fue entonces cuando publicamos la primera noticia al respecto.

Anomalía de temperatura de las aguas superficiales oceánicas a nivel global, 28 de septiembre de 2015.

Al ir tan avanzado el año, se comenzó a sospechar que el invierno siguiente en Europa podría ser especialmente frío. Finalmente, aunque con sus fenómenos destacados, el invierno NO pasó a los anales de la Meteorología como uno de los peores que se recuerde.

Tendencia lineal de la temperatura entre 1901 y 2013 según datos de la NASA. Fuente: Rahmstorf et al, Nature Climate Change 2015

Un año después, se seguía hablando de la persistente burbuja, que ya estaba más relegada a una posición similar a la actual. Hablamos de octubre de 2016.

La burbuja de aguas frías de 2018, ¡a nivel récord!

Este 2018, el Atlántico Norte en su conjunto está presentando un comportamiento extraño e inusual en cuanto a temperaturas. Por un lado, recordemos que las anomalías negativas ya han alcanzado valores récord en las aguas del Atlántico Tropical (especialmente la Región de Desarrollo Principal).

Sin embargo, las aguas del Atlántico Norte Central presentan anomalías de sentido contrario, con aguas más cálidas de lo normal.

Y, más al norte, ahora ha tomado el protagonismo la burbuja de aguas frías de marras.

Evolución de las anomalías de temperatura de las aguas superficiales oceánicas en el Atlántico Norte, en la región delimitada por las coordenadas 45-60ºN y 300-340ºE. Datos de reanálisis, 1980 a 2018.

Unas anomalías que, según los datos que publica en la red social Twitter el Meteorólogo inglés, Simon Lee, están alcanzando valores récord, en la región delimitada por las coordenadas 45-60ºN y 300-340ºE.

¿Consecuencias a nivel atmosférico?

Unas anomalías muy pronunciadas que este experto considera, en la línea con la opinión oficial de la Met Office, que está teniendo una íntima conexión con el patrón atmosférico de los últimos meses. Un patrón que se está caracterizando por un persistente bloqueo atmosférico entre las Islas Británicas y la Península Escandinava. Responsable de que allí se esté dando una inusual sucesión de días secos y cálidos (de récord, en algunos casos), y de que el verano esté siendo muy llevadero en nuestro país.

Tan llevadero, que incluso estamos recibiendo quejas de que generalizamos demasiado, porque en algunas zonas todavía no ha habido verano. Especialmente dentro del tercio norte del país.

Evidentemente, otro efecto paralelo está siendo el de numerosas tormentas en el norte, que también se han extendido por parte de Francia y otros países europeos mediterráneos.

Muy destacable otro hecho relacionado con el calor extremo. Es muy probable que este patrón también haya influido impidiendo el desalojo de calor del Norte de África. Esta acumulación podría haber sido responsable de que en Argelia se hayan registrado temperaturas por encima de los 50ºC, con posibles récords.

Pin It on Pinterest

¡Comparte el post!

Comparte esta noticia con tus amigos