Desviación de la altura del mar en enero de 2016. Los valores rojos más intensos se corresponden con anomalías cercanas a 215 mm

El histórico episodio de El Niño 20152016 ya ha alcanzado su cénit. No obstante, aún sigue muy activo y en estos momentos en el Océano Pacífico permanece una gran masa de agua a una temperatura mucho más cálida que lo normal.

Una vez que hemos pasado ese punto álgido ¿podemos afirmar que ha sido El Niño más fuerte desde que hay registros? Desde la NOAA nos dicen que podemos asegurar que es uno de los tres más intensos desde 1950 y que según qué parámetros comparemos podríamos concluir que en cierta manera fue el episodio más importante en 65 años.

Comparando 1997-98 con 2015-16

Si comparamos la temperatura superficial del Océano Pacífico en un período de tres meses, en el tramo de noviembre de 2015 a enero de 2016 la desviación fue de 2,3 ºC. Un valor que sería igual al de la temporada 1997-1998 (temporada del evento El Niño más importante del registro hasta ahora).

Sin embargo, si nos ceñimos a áreas concretas del Pacífico, en la zona Oriental el episodio de 1997-98 fue más intenso mientras que en el sector Occidental lo ha sido este pasado 2015-16.

Pero también hay que tener en cuenta qué respuesta tuvo la atmósfera a un océano tan caldeado. El llamado parámetro EQSOI evalúa los cambios relacionados con El Niño en la circulación atmosférica: en este caso 1997-98 y 2105-16 se puede decir que están empatados.

Otro parámetro similar (SOI) se decanta porque El Niño 1997-98 fue más intenso.

nubes-y-precipitaciones-asociados-niño

Comparando la cobertura nubosa  y las precipitaciones entre enero de 1998 y enero de 2016

Incertidumbre en la medición

Y es que la comparativa no puede ceñirse a medir la temperatura superficial del mar: los vientos superficiales, la temperatura del océano en aguas más profundas, los vientos en capas más altas de la atmósfera, la cobertura nubosa, las precipitaciones registradas…

Si existiera una forma objetiva de parametrizar y  comparar todas esas variables, se podría sacar una conclusión definitiva.

Además, los procedimientos y sensores que utilizan organismos como la NOAA para estimar el agua de la temperatura del océano, por ejemplo, tienen cierta incertidumbre. Un margen de error que era mayor en 1997-98.

Incluso pasado unos meses los datos se siguen corrigiendo: en enero la NOAA afirmó que la desviación de El Índice El Niño durante Octubre-Diciembre de 2015 fue de 2,3 ºC en la región 2.4. Ahora, el organismo estadounidense ha corregido la medición a 2,2 ºC.

indice-niño-2015-2016

Índice El Niño corregido en la región 3.4

En definitiva: podemos concluir que El Niño 2015-2016 fue el más intenso del registro reciente… junto con el de la temporada 1997-98. Las diferencias han sido mínimas.

¿Y ahora qué?

Una vez pasado el punto más alto del episodio actual es momento de tratar de prever qué ocurrirá durante los próximos meses. Lo más probable es que la situación vaya evolucionando lentamente hacia unas condiciones neutras.

prediccion-niño-niña-2015-2016

Previsión de El Niño – La Niña para los próximos meses

A muy largo plazo, con el riesgo que la predicción conlleva, parece que en el arranque del próximo otoño tendremos unas condiciones de La Niña débil. Os iremos informando… pero las estadísticas apuntan que tras un Niño fuerte llega una Niña al menos moderada.

Pin It on Pinterest

¡Comparte el post!

Comparte esta noticia con tus amigos