Presión atmosférica a nivel de la superficie (líneas negras) y anomalía de temperatura a 850 hPa (colores). Previsión del modelo GFS / NCEP para el 22 de febrero de 2019, 18 UTC.

A pesar de la tregua en el tiempo estable, que vamos a tener en el próximo par de días, lo cierto es que las jornadas secas y soleadas van a seguir dominando el panorama meteorológico en España.

Y esto se debe a que, la fábrica de profundas borrascas en el Atlántico Norte, se va a poner en marcha. Y una sucesión de intensos ciclones extratropicales van a impulsar grandes masas de aire cálido subtropical hacia altas latitudes.

La fábrica de borrascas del Atlántico Norte

Se podría decir que la fábrica de borrascas profundas del Atlántico Norte se ha encontrado en un “stand by” relativo durante todo lo que llevamos de invierno.

Una situación meteorológica que no es habitual, pero tampoco anómala si analizamos lo que ha ocurrido otras temporadas atrás, pero que en el caso concreto de 2019 tiene su explicación.

Es la primera vez, durante la presente temporada, en que vamos a presenciar un auténtico tren de profundos ciclones extratropicales que podrían ser clasificados dentro del tipo seclusiones cálidas (en inglés, warm seclusions).

Un poco más adelante volveremos a repetir en qué consisten este tipo de procesos ciclogenéticos intensos.

Ciclones extratropicales impulsores de aire cálido hacia altas latitudes

Hoy, en nuestra portada 💻 "Intensos ciclones extratropicales, impulsores de aire cálido hacia altas latitudes" ➡️ https://cazatormentas.com/intensos-ciclones-extratropicales-impulsores-de-aire-calido-hacia-altas-latitudes/ #FelizDomingo

Gepostet von Cazatormentas.Net y Cazatormentas.com am Sonntag, 17. Februar 2019

La mejor manera de visualizar cómo se va a desarrollar este nuevo patrón meteorológico es con una animación de mapas previstos por el modelo americano GFS / NCEP de aquí a casi final de mes.

Con ella, es fácil observar el tren de ciclones extratropicales intensos que se va a formar. Especialmente intenso será el primero de ellos, y que podría alcanzar una presión mínima en su centro inferior a los 940 hPa. V

alores significativamente bajos, aunque no de los más bajos jamás registrados en el Hemisferio Norte.

Seclusión cálida

Otra característica destacada de esta primera profunda borrasca es que se le asocia una seclusión cálida; es decir, el proceso de ciclogénesis ocurre de forma tan intensa, que consigue desprender una bolsa de aire cálido, incorporada al centro de la borrasca y ocupando niveles preferentemente bajos.

Diagramas de fase de la borrasca en base al modelo UKMO, 8 de diciembre de 2016, 00 UTC.
Diagramas de fase de una borrasca cerca de Azores, en fase de seclusión cálida. Modelo UKMO, 8 de diciembre de 2016, 00 UTC.

Esto sucede porque estas intensificaciones rápidas de borrascas ocurren en zonas de fuertes gradientes horizontales de temperatura. Así, al enrocarse, se “arranca” parte de ese aire cálido al sur de la baja presión, incorporándose a su estructura.

Y los diagramas de fase recogen muy bien la evolución del fenómeno. Un producto que, si no es interpretado de forma correcta, podría llevar a pensar en la génesis de un ciclón tropical por esa aparición de un núcleo cálido simétrico y de cierta entidad vertical en el perfil atmosférico.

Sensacionalismo periodístico

Y, cómo no, ante mapas tan llamativos, los titulares sensacionalistas saltan a la palestra, como cada vez que hay algo que se sale de lo normal en lo meteorológico (como en otras tantas cosas).

Efectos en España

Son fáciles de imaginar… Porque la amplificación de la dorsal asociada a estas expansiones de aire cálido subtropical, nos va a “pillar de lleno”. Es decir, que tras la DANA, que ya ha empezado a formarse y que nos va a traer algo de lluvia, regresa el tiempo estable y con temperaturas diurnas más altas de lo normal.

Y de momento, no vislumbramos en el futuro a medio-largo plazo cambios importantes en la situación meteorológica, que seguirán siendo seca y cálida en la mayoría de las regiones para esta fecha del año.

Si hacemos caso a los actuales mapas, al menos durante 10 días hemos de esperar este tipo de tiempo, por lo que se irían al traste las previsiones estacionales de semanas atrás.