Enorme temporal marítimo que ha azotado a las Islas Canarias en los últimos días. Fotografía de fran40 para Cazatormentas.Com.

Olas gigantes han azotado las costas expuestas al norte y noroeste de las Islas Canarias. Algunos residentes incluso han afirmado que nunca habían visto unas olas tan enormes, causando tantos daños.

¿Cuál fue su origen? Nosotros te lo explicamos en esta nueva entrada de nuestro blog.

La borrasca “Carlos”, responsable de su formación

Borrasca “Carlos”, con múltiples vórtices, ocupando una enorme extensión del Atlántico Norte. Imagen visible de alta resolución adquirida por el satélite TERRA (sensor MODIS), 16 de noviembre de 2018.

Un temporal marítimo tan grande como el que nos ocupa tuvo que tener origen en un elemento muy perturbador de las aguas del Atlántico Norte. Y vaya si lo hubo. Una enorme y profunda borrasca que recibió el nombre de “Carlos“, asignado por grupo colaborativo Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) – Instituto de Meteorología de Portugal (IPMA) – Agencia Francesa de Meteorología (Météo France).

Si lo deseas, pinchando aquí podrás conocer la lista de nombres de esta temporada 2018-2019, y el por qué de esa decisión de poner nombres a las borrascas otoño-invernales.

Una borrasca enorme

En la imagen visible, adquirida por el satélite TERRA (sensor MODIS), es posible observar las impresionantes dimensiones de “Carlos”, hace 3 días. Al hacerse tan enorme, la borrasca generó múltiples vórtices o centros de bajas presiones, conformando su núcleo central. Por detrás, una enorme descarga fría formada por masas de aire muy frío, con origen en áreas bien dentro del Círculo Polar Ártico.

Por toda esa zona por donde discurría la descarga fría, se produjeron fuertes vientos del noroeste. Ramales descendentes de la Corriente en Chorro Polar, unidos a los ya de por sí fuertes vientos en superficie originados por diferencia de presión, azotaron las aguas del Atlántico, dando lugar a un formidable temporal marítimo.

Olas de más de 10 metros en origen


Nada mejor que la aplicación de Puertos del Estado para ver cómo se desarrolló y evolucionó el temporal marítimo.

La animación superior revela cómo se produjo la propagación de las olas, y cómo en origen tuvieron 10 m. o más de altura significativa. Sin embargo, conforme el área de aguas agitadas se iba propagando hacia Canarias, las olas fueron perdiendo altura. Sin embargo, y como ya hemos visto en TV, y veremos a más abajo, las olas fueron enormes a su llegada a las costas canarias.

En este tuit, se puede apreciar de la misma manera, incluso mejor al incluir el producto la dirección y sentido del oleaje.

La clave está en el “fetch”

¿Qué es el Fecth? Aunque aparece bien explicado en el gráfico superior, te damos la definición exacta, citada de este artículo de SailAndTrip. La relación entre la velocidad del viento, su dirección constante y la distancia recorrida entre dos puntos es lo que denominamos Fetch. 

Por tanto, el fetch es la extensión en el que el viento sopla sobre el mar en una misma dirección y con una velocidad constante.

El número de horas que el viento ha estado soplando en la misma dirección lo denominamos persistencia. El fetch se mide en millas y cuanto mayor sea, mayor será la altura de las olas.

Mar de fondo

Cuando la ola se ha generado en medio del océano o en aguas profundas, la ola no encuentra resistencia y puede transportarse cientos de millas, mucho más allá de la zona de viento donde fue generada y solo perderá su fuerza cuando entre en contacto con la superficie del lecho marino al acercarse a la costa o si se encuentra en su camino con vientos contrarios.

Si no encuentran resistencia alguna, estas olas pueden llegar a costas bastante alejadas produciendo lo que llamamos el mar de fondo.

Por lo tanto, cuando el estado de la mar en un determinado lugar no tiene relación con el viento local, lo denominamos mar de fondo, es decir, la ola se ha generado con los vientos de un área diferente a la zona presente.

Las olas más pequeñas que han sido generadas en el área de viento desaparecen pronto al abandonar esta zona, quedando solo las olas de mayor longitud de onda, que son las que quedan y forman el mar de fondo. Éstas son olas grandes, aparentemente lentas, regulares y suaves en las que a veces su altura no es bien percibida desde la costa.

Como ejemplo de olas de mar de fondo tenemos las olas de los surfistas, olas de gran longitud de onda con gran separación entre unas y otras.

El mar de fondo, al tener una longitud de onda grande, provoca movimientos en las profundidades, levantando el fondo, enturbiándolo y acercando a la costa algas y basuras del fondo.

¿Cuál es la altura récord de una ola en España?

Hace una semanas, estuvimos hablando de ello en esta entrada.

Un nuevo récord de altura de ola máxima registrado en España ha sido validado por la Red de Puertos del Estado. Concretamente la registrada el 6 de enero de 2014 en la boya de Villano–Sigargas (Cabo Vilán) en La Coruña, una ola individual de 27,81 metros de altura.

Algunos de los vídeos más impactantes

Sin duda, este es el más impactante de todos. Lo hemos visto innumerables veces en los informativos de TV porque la ola, al romper, consigue arrasar dos balcones por completo a la altura de un segundo piso. Pero la salpicadura de la ola rompiente lleva a subir hasta una altura de ¡¡7 pisos!!

No obstante, viendo la misma secuencia pero desde otro punto más alejado, uno se da cuenta de si el lugar donde fueron construidos los edificios, fue el más idóneo. Tan cerca de la línea de costa, no es de extrañar que en situaciones como esta, aunque poco habituales, provoquen tremendos daños con relativa facilidad.

Seguimiento en el foro de debate

Como siempre, te recordamos que tenemos abiertos varios hilos de seguimiento para dar cobertura al desarrollo de esta situación atmosférica por los distintos lugares de nuestro país.

Pin It on Pinterest

¡Comparte el post!

Comparte esta noticia con tus amigos