Evolución probable de la atmósfera durante los próximos días según la salida determinista del modelo IFS-ECMWF

Leslie, Ex-Michael, DANA con inundaciones en MallorcaCastellón, Valencia y Málaga… el carrusel de acontecimientos meteorológicos en octubre de 2018 en España marca un mes que ya se puede considerar histórico.

Ahora, arranca una nueva semana que se iniciará con estabilidad meteorológica en gran parte de la Península Ibérica y con precipitaciones en Canarias, pero que puede ir tornándose en inestable y seguramente invernal hacia el fin de semana. Nuestro amigo MarioFernández, nos deleita con detallado análisis sinóptico de lo que se avecina.

Leslie lo agitó todo

Hace dos o tres semanas las predicciones mensuales y trimestrales ofrecían un panorama desolador.

Yo me preguntaba si tras la visita de Leslie podría inaugurarse un periodo de mayor dinamismo atmosférico, entendiéndose aquí como dinamismo algo más del hecho de que un anticiclón se nos instalara en Azores con dorsal asociada extendiéndose hacia el oeste y abarcando en su radio de acción a toda la Península.

Dichas situaciones no son infrecuentes a estas alturas del año y es lo que, con algunas salvedades, ha venido ocurriendo en líneas generales durante los otoños pasados.

Lo cierto es que, a día de hoy, dicha situación está descartada a medio plazo. Tras Leslie y por una serie de circunstancias, una DANA se instaló en el Mediterráneo y cuando parecía que se extinguiría por sí sola sin mayores complicaciones, otra se descolgó de una vaguada por el oeste, interactuó con la primera y formó una DANA mayor que finalmente tuvo hasta reflejo en superficie.

Es esta baja a todos los niveles la que ha provocado lluvias de carácter, en algunos casos, torrencial en el Mediterráneo y la historia continúa con el tren convectivo que afectó a Málaga y al sudeste de la provincia de Sevilla mayormente o que días antes asoló Castellón y Mallorca.


Evolución probable de la atmósfera durante los próximos días según la salida determinista del modelo GFS

Situación actual: análisis sinóptico

En el nivel de los 300 hPa podemos ver como el núcleo de nuestra dana se ubica al oeste de Lisboa y en el seno de una dorsal “tumbada” se ha cerrado un anticiclón en altura entre Normandía y las islas Británicas.

Al norte de Italia se ha cerrado una baja con un fuerte chorro de entrada. Al oeste de nuestra dana se da un máximo de viento asociado tanto a la dorsal más al norte como a la baja formada al norte de Italia.

La misma disposición de la dorsal impide la reintegración de la dana por el este y los susodichos máximos tenderá a hacer derivar a la dorsal en una dirección oeste-suroeste. Es decir, tenderá a alejarse de nosotros.

Situación al nivel de la superficie

Se dan bajas muy profundas circulando por encima del paralelo 60ºN y, a nivel sinóptico, está claro que mandan las altas presiones, unas altas presiones que, con base al norte de las Azores, se extienden por todo el continente europeo en un gigantesco puente anticiclónico.

Al suroeste peninsular, nuestra dana sigue teniendo reflejo en superficie como baja de cota 1016 hPa aunque cada vez más desestructurada.

Una cosa que llama la atención en el mapa a primera vista es la posición del Anticiclón de las Azores tan al norte de la habitual.

Esto ya, de por sí, constituye todo un indicio de por dónde podrán ir los tiros para la semana que hemos iniciado hoy. 

Predicción en niveles altos

Nuestra dana se encuentra ya demasiado al oeste. La baja, que se encuentra hoy al norte de Italia, deriva hacia el golfo de Génova mientras un anticiclón en altura (cota de 964 dam dinámicos) y situado al norte de Azores intenta abrirse paso más al este y ya extiende su radio de acción al norte peninsular mientras el tercio oeste se encontrará todavía bajo la influencia de la dana. Al norte del susodicho anticiclón, circula un potente chorro polar.

Nuestra dana interactúa a su manera con el anticiclón que tiene más al norte y se crea con ello un chorro del este que bordea la misma.

Este chorro, pasadas 24 horas, la alejará aún más hacia al oeste hasta situarla, el martes, a mediodía, al sur del archipiélago de las Azores:

El núcleo del anticiclón en altura se ubica al oeste de Irlanda y aún se ve como en el tercio oeste peninsular conserva cierta circulación ciclónica a niveles altos.

Es ahora, en teoría, cuando el anticiclón en altura debe haberse acoplado con el ubicado en superficie y así provocar lo que llaman los especialistas la “oclusión del anticiclón” o, dicho de otra manera, el anticiclón pierde el poco aire frío que conserva desde su génesis y todo el aire cálido ocupa la troposfera.

O, dicho más técnicamente, la circulación anticiclónica se da en tordos los niveles hasta topar con el nivel de no divergencia que en los sistemas fijos suele encontrarse bastante alto (sobre los 100 ó 50 hPa).

Un vistazo a la situación en superficie nos aclarará esto último.

En el mapa de meteociel se observa mejor la cota de presión (algo más de 1040 hPa) que el anticiclón alcanza en superficie:

Avanzando en la semana

De cara ya al miércoles a la medianoche, la situación prevista en el nivel de los 500 hPa es la siguiente:

Como todas las situaciones anticiclónicas esta goza de muy buena predicibilidad. El siguiente paso lógico es que la dorsal donde se haya inmerso este anticiclón se una a otra incipiente dorsal hacia el norte de África:

Y es aquí donde nuestra dana, aún no reintegrada en la circulación general, cumplirá su papel como atractora, como se ha puesto en un post anterior.

Efectivamente, al sudeste de Groenlandia se va configurando una vaguada que reintegrará a la dana y, pasado cierto tiempo profundizará la vaguada preexistente empujando a la masa de aire cálido hacia el Mediterráneo:

También esta situación está afectada de poca incertidumbre. Con la incertidumbre tendremos que bregar pero a partir de 144 horas vista:

Incertidumbre con la vaguada

Hay bastante incertidumbre con la amplitud final de la vaguada y no se sabe cuánto podrá bajar.

Una cosa sí parece clara según la determinista y no es otra que la advección de aire polar tras el paso del frente frío que la vaguada trae asociado.

Lo que sí parece claro es que, por lo menos el europeo, rebaja un tanto las previsiones previas que se habían hecho. Aún así parece claro que podría irrumpir hasta el centro peninsular la isoterma 0ºC quedando el tercio norte peninsular con isotermas en torno a los –1/-2ºC:

En el penúltimo mapa correspondiente al nivel de los 500 hPa, ya lo hemos dicho, subsiste una fuerte incertidumbre con el ramal descendente de la vaguada.

Dicha incertidumbre afecta tanto a la amplitud de la vaguada como al posicionamiento de un fuerte chorro en dicho ramal descendente. De cumplirse tal cual la predicción de la determinista sería probable que en el seno de la misma vaguada, en el “fondo de su saco” pudiera alojarse una dana pero, de cualquier forma, son pocos los escenarios que contemplan, actualmente dicha eventualidad.

Hay que esperar para confirmar la tendencia

Revisando estos mismos escenarios también hay algunos que contemplan como la vaguada no bajará tanto de latitud.

Es una cosa que ya el modelo irá resolviendo en unas cuantas salidas y, de momento, tendremos que quedarnos con las ganas, aunque sí parece claro lo del frente, aunque también unos cuantos escenarios apuestan por que su repercusión sería más hacia el tercio norte peninsular quedando al margen zonas más al sur.

Así que yo me guardaría, de momento, de predicciones acerca de nieve en los sistemas montañosos (que es probable que se cumplan) y de anomalías térmicas negativas muy marcadas (que también es probable que se cumplan, aunque no sabemos todavía si en la medida que marca el determinista).

Todavía sin resolver la cuantía del descenso de la vaguada, mejor no aventurarse demasiado. Incertidumbre lo llaman.

Más información, en nuestro foro de modelos meteorológicos.