Supertifón WUTIP, alcanzando su pico de intensidad en categoría 4 (escala de Saffir Simpson) y vientos sostenidos de casi 250 km/h. Imagen visible de alta resolución. Satélite Himawari-8, 24 de febrero de 2019, 00 UTC.

En esta tarde dominical os traemos los eventos meteorológicos más extremos que se están produciendo en el planeta. Los más llamativos están ocurriendo todos en el Hemisferio Norte, aunque con miles de kilómetros de distancia entre sí.

Por un lado, la formación de “Wutip”, el tifón más intenso en formarse en el Pacífico Noroeste en un mes de febrero. Por otro, una oleada de tornados en los USA, también inusual para estas fechas, pero que anuncia la proximidad de la primavera.

Wutip, el tifón más intenso en formarse en un mes de febrero.

La formación del “Wutip” supone un nuevo hito en la Meteorología, para la totalidad del Hemisferio Norte.

Este ciclón tropical ha sido producto de una compleja evolución atmosférica. Como explica el científico atmosférico Philippe Papin, ha conjugado el efecto de la Oscilación de Madden Julián (realzando la convección a lo largo de la Zona de Convergencia Inter Tropical, ZCIT, ITCZ en inglés) con el ENSO en patrón de El Niño.

Entre ambos, han inducido una aceleración de vientos del oeste que, a su vez, debido al régimen turbulento de los fluidos, derivó en el nacimiento de dos vórtices gemelos a ambos lados del Ecuador. Uno de ellos, convirtiéndose en “Wutip”.

Wutip, como ha ocurrido con otros célebres ciclones tropicales pasados, alcanzó su pico de intensidad tras sufrir un proceso de Intensificación Rápida. Que, para que nos entendamos, es un proceso similar a los de ciclogénesis explosiva, que tan de moda (a veces erróneamente) han puesto los medios de comunicación televisivos.

Este proceso le llevó a quedarse justo por debajo de la categoría 5 en la escala de Saffir Simpson, con vientos sostenidos de casi 250 km/h y una presión mínima estimada de 925 hPa.

Estos datos lo convierten en el ciclón tropical más poderoso en formarse en un mes de febrero, tanto en la cuenca del Pacífico Noroeste, como en todo el Hemisferio Norte.

Sin embargo, NO es el ciclón tropical más intenso en formarse tan pronto en el año… Porque en enero de 1958 se formó uno más intenso: el supertifón “Ophelia”, en el Pacífico Noroeste, que desarrolló vientos algo mayores, de casi 260 km/h.

Wutip logró acercarse hasta algo menos de 350 km de la isla de Guam, durante la mañana de ayer sábado. Consiguió generar allí vientos de tormenta tropical y lluvias torrenciales de entre 125 y 300 litros por metro cuadrado.

Oleada de tornados pre-primaveral en los USA.

Se estaba esperando, y al final tuvo lugar. La primera oleada de tiempo severo asociado a tormentas en los Estados Unidos, y que anuncia una primavera cada vez más próxima.

Fotografía del tornado que afectó a Burnsville, Misisipi, USA, en la tarde de ayer. Vía @WTVAalan.

Como suele ocurrir en estos casos, los tornados fueron engendrados por tormentas tipo supercélula, que se desarrollaron a lo largo de una línea pre-frontal.

Una animación de imágenes del canal visible nos va a ayudar mucho a identificar rápidamente estas células tormentosas.

Uno de los tornados pasó por Columbus, Ohio, dejando imágenes espeluznantes, como se aprecia en el vídeo superior.

Los avanzados sistemas de radares meteorológicos de que dispone en Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos, permite identificar las estructuras asociadas al mismo con un enorme detalle. Destaca la clásica forma de gancho de los ecos asociados a la tormenta y al tornado que engendra.

No solo son capaces de detectar esta estructura en forma de gancho, sino también de los escombros o detritus que levanta el tornado, lo que da confirmación plena de que un tornado ha tocado suelo.