El agujero de ozono en el Ártico crea anomalías meteorológicas

El agujero de ozono en el Ártico crea anomalías meteorológicas

El agujero de ozono sobre el Ártico provoca anomalías meteorológicas en zonas del hemisferio norte, según una reciente investigación científica.

Estas alteraciones climáticas se corresponden con zonas que presentan patrones más secos y cálidos que el promedio o viceversa, alteraciones húmedas respecto a lo esperado.

La existencia de un agujero de ozono sobre el Polo Norte no es tan conocida como el más extenso y duradero que se presenta en el Polo Sur, no estando el del Ártico siempre activo como os hemos contado en otras reseñas.

El agujero de ozono no se cerrará hasta 2070

El agujero de ozono no se cerrará hasta 2070

El agujero de ozono sobre el Polo Sur no se cerrará al menos hasta 2070, según los últimos datos que maneja la NASA.

Precisamente, el pasado invierno fue más frío de lo normal en aquella región del Planeta y esto ha provocado que esta temporada sea más grande y profundo que en los últimos años.

Según las estimaciones de la agencia espacial, se trataría del décimo tercero mayor desde que se tienen datos fiables (1979).

La pandemia de la Covid-19 provoca una disminución del ozono

La pandemia de la Covid-19 provoca una disminución del ozono

El ozono existente en la troposfera ha disminuido durante la crisis desatada a causa de la pandemia de la Covid-19.

El Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS), dependiente del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM) ha detectado los valores de ozono inusualmente bajos registrados en la troposfera libre en el hemisferio norte.

Desde el CEPMPM sugieren que la disminución de la actividad humana e industrial ha tenido una clara relación con la reducción de este contaminante atmosférico.